Luis Moro

Menú

Blog

Print Friendly

 

Introduce tu email para suscribirte al boletín de noticias: 

 

 

Infopunto;  3-06-2013

El Proyecto ‘Microcosmos interactivo’ de Luis Moro, se presenta en el Museo Esteban Vicente

En 2012 el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes del Gobierno de México (CONACULTA) concedió al arista Luis Moro a la empresa segoviana Axertia Internacional, una beca de un año para trabajar en un proyecto que combinase arte y tecnología, fusionándose las partes en la empresa mexicano-segoviana Artresd, para alumbrar sistemas de simulación y entornos visuales a la creación artística.

La incorporación de esta tecnología a la obra de Luis Moro permite la recreación tridimensional de sus cuadros y dota de vida a los insectos, peces y otros animales característicos de su obra, permitiendo al espectador poder interactuar con la obra mediante movimientos de su cuerpo, posición y gestos, y que la obra misma reaccione a ellos. Se trata de un sistema de inteligencia artificial que analiza la obra estableciendo la relación entre los elementos pictóricos con el movimiento y la actitud del espectador. Un avance de este proyecto se ha presentado en la Galería Gravelmouth de Texas (Estados Unidos) y ahora  se  hace en su totalidad -‘Microcosmos interactivo. Proyecto Multimedia Art3d’- en el Museo Esteban Vicente de Segovia, para itinerar posteriormente por otros espacios de América y Europa.

Paralelamente a esta instalación en el museo, puede visitarse en La Reja Art Gallery, de Segovia, los bocetos, dibujos y pinturas preparatorios que han servido de base al artista y a Axertia para la recreación virtual de este particular bestiario. Ambas exposiciones, la de La Reja, y la presentada en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, de Segovia, se clausurarán el 30 de junio de 2013.

Redbud Gallery. Houston (2016)

Publicado por el Ene 26, 2017 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Animal Cartography: Redbud Gallery. Houston. Oct-Nov 2016

“… An intrinsic task exists to creative work, that of discovering a world through observation, this takes us to the question of finding a parallel with the gatherer

of images, he that finds in the world palpable species that use and transform as a way of artifice. A custom that is perhaps linked with this intimate form of understanding through a symbolic collectivity that escapes the curiosity box to make itself portable through the scrapbook of exploration and notes where the most significant finds in the cosmos are reproduced.

Luis Moro, in a task inherited from other travelers from the Old World, arrives in Mexico to explore the biodiversity, paraphrasing from other scrapbooks created in Oaxaca, but at the same time disticntly different from them. Moro looks for pure representation, away from myth and that regions’ traditions, creating his own fables starting from the overlapping of images in a kind of collage.

This way of transcribing nature, given its inverse proportions, from small to large and vice versa, allows us to peek into a fantastical world that coexists on the epidermis of the earth through the looseleaf pages of a bestiary that does not illustrate descriptions but creates them through its own surprising visual narrations…”

 

Rafael Pérez y Pérez

Subdirector of the Museum SHCP, Mexico City

CARTOGRAFÍA ANIMAL

“… Existe una labor intrínseca a la labor creativa, la de descubrir el mundo a través de la observación; esto nos lleva a la cuestión de encontrar un paralelismo con el recolector de imágenes, aquel que encuentra en el mundo palpable especies que utiliza y transforma como una manera de artificialia; costumbre quetal vez se vincula a esta forma íntima de entender un coleccionismo simbólico, el cual escapa del gabinete de maravillas para hacerse portable a través del álbum de exploración y notas, donde reproduce sus hallazgos más significativos en el cosmos.

Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega a México para explorar la biodiversidad, en una paráfrasis de otros álbumes realizados en la región de Oaxaca; pero a diferencia de ellos, Moro busca la representación pura, fuera del mito y la tradición de esta región, creando sus propias fabulaciones a partir de la sobreposición de imágenes en una especie de collage.

Esta forma de transcripción de la naturaleza, dada su proporciones inversas (de pequeño a grande y viceversa), nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes…”

 Rafael Pérez y Pérez

Subdirector Museo SHCP,

Ciudad de México

Animals are just a pretext for telling other stories, even if the universe already speaks through every living being.
“My work is based around the animal world and its relationship with man and his borders, marked by the countries geographical limitations, highways, cities, and industrial centers that are true walls for animal migrations. In particular, for the monarch butterfly on its long trip across North America and the development of different forms of life and the natural balance.

There are maps of bison, real victims of human progress. The polar bear at a North Pole that is thawing as a metaphor of climate change and the consequences of a space marked by humans and the over exploitation of the planet. On the other hand, there are also pianola scores with musical slits in the paper pointing to the songs of birds, symbol of the relationship of nature with the artifices that coexist within it.”

Luis Moro

Opening Oct. 2016

 

 

Animal cartography

Publicado por el Oct 2, 2016 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Animal cartography

Please be our guest for the opening reception of Mexico based Spanish artist Luis Moro.

Artist Statement

“My work is based around the animal world and its relationship with man and his borders, marked by the countries’ geographical limitations, highways, cities, and industrial centers that are true walls for animal migrations. In particular, for the monarch butterfly on its long trip across North America and the development of different forms of life and the natural balance. There are maps of bison, real victims of human progress. The polar bear at a North Pole that is thawing as a metaphor of climate change and the consequences of a space marked by humans and the over exploitation of the planet. On the other hand, there are also pianola scores with musical slits in the paper pointing to the songs of birds, symbol of the relationship of nature with the artifices that coexist within it.”

The exhibit will be on display from October 1 through October 30, 2016.

unnamed-1

“On The River” Mixed Media on Carton 7″ x 7″

OPENING RECEPTION:
SATURDAY, OCTOBER 1
6PM – 9PM
 
VIsit us at the Houston Art Fair at Silver Street Event Space:
Sept. 29 – Oct. 2, 2016, Opening Night: Thursday, Sept. 29.
For more details, please visit the the Houston Art Fair website:
www.houstonartfair.com
Gus Kopriva at Redbud Gallery

303 E 11th Street

Houston, Texas 77008
713-854-4246
gakopriva@aol.com
Gallery Hours: 12-5 Wednesday thru Sunday
or by Appointment

Presentación Carpeta litográfica Luis Moro-Gamoneda

Publicado por el Jun 23, 2016 en Blog | 0 comentarios

Presentación Carpeta litográfica Luis Moro-Gamoneda

El pintor segoviano Luis Moro presenta en su ciudad una de sus obras más recientes y ambiciosas, la carpeta de litografías Un animal oculto, sobre poemas del escritor Antonio Gamoneda, Premio Cervantes. El acto contará con la presencia de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, Marifé Santiago Bolaños, e incluye la proyección de un vídeo con la presentación poética del proyecto por parte de Gamoneda.

Esta presentación supone la vuelta de Luis Moro a Segovia, su ciudad natal, desde México. No en vano, la carpeta, compuesta por tres poemas originales del poeta leonés y tres litografías originales de Moro, seriada y firmada por ambos creadores, ha sido editada en México por Rodrigo Juarranz y Gabriel Carbonell, dos de los más prestigiosos litógrafos del país, en los talleres Blackstone Press. La carpeta se ha presentado ya en México DF, en el MUSAC de León y en Madrid, en la sede de la AEPE (Asociación de Escritores, Pintores y Escultores).

Un animal oculto es la primera colaboración entre Luis Moro y Gamoneda, aunque ambos han desarrollado a lo largo de su carrera frecuentes proyectos con escritores y creadores plásticos, como lo demuestran las colaboraciones del Cervantes con pintores como Tapiès, Álvaro Delgado o Juan Carlos Mestre, y las obras de Moro junto a Manuel Alegre, Crucero Seixas o Ramón Mayrata, o sobre piezas literarias como el Dioscórides de Andrés Laguna. Este proyecto que hermana arte y literatura se completará en un futuro con la realización de una obra conjunta de LuisMoro con la escritora mexicana Elena Poniatowska, que ha recibido también el máximo galardón de las letras hispánicas.

La obra de Luis Moro (Segovia, 1969), fuertemente arraigada en la cultura hispana, tiene una amplia proyección internacional. A sus cuarenta y siete años cuenta con más de cincuenta exposiciones individuales en Museos y Galerías de Europa, Asia y América. En estos momentos protagoniza una exposición en la galería Ángel Cantero, de León, que estará abierta hasta el 28 de junio. Por su parte, Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) es uno de los escritores vivos más prestigiosos en lengua castellana. Premio Cervantes en 2006, Doctor Honoris Causa por la Universidad de León, Premio Nacional de Literatura en 1988, Premio Quijote en 2009, cuenta también con la Medalla de Oro de la ciudad de Pau, Medalla de Plata del Principado de Asturias, Premio Leteo, Medalla de Oro de León y Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes.

13517672_10153563593685636_1408193714492753043_o

Exposición Espacios intangibles

Publicado por el Mar 30, 2016 en Blog | 0 comentarios

Exposición Espacios intangibles

12799436_1129784900386813_8680073812915593919_n

“… Luis y su obra, aquí y ahora. Reuniendo el ayer y el ahora y el mañana. En una sucesión de pasos y vivencias, su huella perceptible, imperecedera ya…”

Tomás Paredes

Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte

Presentación del Libro: La cuenta atrás

Publicado por el Jun 26, 2015 en Blog, Catálogos | 0 comentarios

Presentación del Libro: La cuenta atrás

El libro ha sido editado en México por Figueroa & Hernández. A lo largo de 186 páginas se presenta una mirada retrospectiva de las pinturas realizadas por el artista desde 1991 a 2014. Su evolución en la representación del mundo animal y su delicado equilibrio en el planeta. Cuenta con textos descriptivos de la obra de Moro, a cargo de Ana Martínez de Aguilar, Directora del Museo Esteban Vicente de Segovia (España); Guillermo Hoyos, Director del Museo Alameda Smithsonian S. Antonio (EEUU); Rafael Pérez y Pérez, Subdirector del Museo de Hacienda (México); J. L. Augé, Director del Museo Goya (Francia) y los anteriores directores del IAGO (Oaxaca) Guillermo Fricke y Fernando Gálvez. Julian Schnabel (artista EEUU); Olivier Clynkemaille, Director del Museo Arte Mouscrom (Bélgica) y los críticos de arte Jesús Mazariegos (Norte de Castilla), M. R. Barnatán (El Mundo), Miguel Angel Muñoz (Revista Siempre, La Razón, México) e Ignacio Rojas (Arte al límite, Chile). Se ha presentado en el Centro Cultural de España en México, en el Museo MUPO de Oaxaca (México); FIL Guadalajara (México); Museo de Tlalpan (México, DF); Galería Gray Duck (Austin, EEUU) y la UNAM de San Antonio (EEUU).

Presentación del libro en el Museo Esteban Vicente de Segovia

Extractos del libro

”… Luis Moro sentencia con el título de su serie y que he tomado para este escrito: estamos en la cuenta regresiva, hemos situado de tal forma las cosas que vamos eliminando animales, especies arbóreas, ecosistemas enteros. Pareciera que los humanos somos un diluvio maldito, un castigo para el planeta y los zoológicos se vuelven verdaderas ‘Arcas de Noé’. Sin embargo la extensa serie desarrollada por el pintor tiene muchos tonos para abordar el tema, no se trata de un panfleto pictórico estridente en favor de la ecología, sino que combina estrategias en las que lo mismo cabe la poetización de la arquitectura de un insecto, como en la fina solución de geometrías rectas y transparencias en Alados, o bien la crítica que subyace en muchos de los cuadros de jinetes que cabalgan sobre caballos con los ojos tapados, ciegos en su carrera, como los humanos corremos en esa pista delirante y erosionada que es ‘la cuenta atrás’. Esta contabilidad que nos acerca al abismo, es el motivo de que varios de los cuadros, presenten cifras o letras entre la imagen, recordándonos que el tiempo fluye y nuestra carrera industrial totalmente desapegada del complejo tejido biológico del mundo, está terminando con nuestro propio hábitat a pesar de que creamos que sólo están desapareciendo las bestias… Fernando Gálvez

“… Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega a México para explorar la biodiversidad… … Esta forma de transcripción de la naturaleza, dada sus proporciones inversas (de pequeño a grande y viceversa), nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes…” Rafael Pérez y Pérez

“… El pintor español Luis Moro continúa puliendo su fascinante mundo estético ‘subacuático’: peces, calamares, caballos de mar; y esa serie de insectos, que tituló acertadamente ‘paraísos elementales’: abejas, moscas, mariposas, cuya poética es un reflejo de ricas tensiones internas, donde caben los refinamientos sensuales y las alucinaciones místicas…”, igual Moro ha encontrado en la tierra, la naturaleza y el mar esa tradición, realismo y libertad creativa, para configurar una obra exquisita. Y, por qué no, Moro crea un mundo ‘fantástico’ con su obra; un bestiario imaginario inédito…” Miguel Ángel  Muñoz

“Los primeros pintores de la Historia fueron pintores de animales y, al mismo tiempo, tenían algo de brujos o magos guardadores de secretos. Luis Moro es también un pintor animalier y sus ojos delatan que es conocedor de algunos saberes recónditos. Luis Moro pinta animales como una necesidad. Es uno de esos casos de pintores viscerales, genéticos, con pintura en las venas, de los que necesitan pintar como respirar. Empezó pintando mamíferos de fragmentada anatomía y musculatura casi desollada, peces entre la vida y la muerte, seres dolientes y callados, a veces implorantes, trasunto de todo el mundo animal, Humanidad incluida…” Jesús Mazariegos

Biografía de algunos de los autores

Fernando Gálvez de Aguinaga
Escritor y crítico de Arte, fue Director del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y del Museo de la Telaraña. Es promotor cultural y colaborador de La Jornada y Letras Libres. Ha escrito sobre Francisco Toledo, Alejandro Santiago, Rembrandt, Goya, Clemente y Gabriel Orozco, entre otros.

Rafael Pérez y Pérez
Subdirector del Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Curador y crítico de arte, ha escrito artículos y organizado numerosas exposiciones itinerantes alrededor de México, con artistas internacionales como : R. Von Gunten, Phil Kelly, J. Marín y Rodolfo Nieto, entre otros.

Miguel Ángel Muñoz
Doctor en Historia del Arte en la UNAM y articulista para los periódicos El Financiero, La Jornada Semanal, La Razón y Crónica. Ha escrito y comisariado exposiciones sobre Eduardo Chillida, Esteban Vicente, Tàpies, Canogar, Cuevas, Matta, Francesc Torres, Francesco Clemente y L. Burgueois, entre otros. Miembro asociado del Seminario de Cultura Mexicana.

Jesús Mazariegos
Doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, Catedrático de Instituto, Profesor de la UNED y de Kiis (Consorcio de Universidades Americanas). Es autor de una monografía sobre Rafael Baixeras. Es crítico de arte en la edición segoviana del periódico “El Norte de Castilla”. Como crítico de arte ha participado en las Primeras y Segundas Jornadas del MUSAC de León, así como en el ciclo de conferencias “Miradas críticas en torno a la colección del MUSAC”.

Tomás Paredes
Presidente de la Asociación Nacional de Críticos de Arte

Luis Moro une su arte a la palabra de Gamoneda

Publicado por el Jun 26, 2015 en Blog | 0 comentarios

Luis Moro une su arte a la palabra de Gamoneda

El artista segoviano presentó ayer una carpeta de tres litografías que ilustran tres poemas originales del poeta y escritor catalán Premio Cervantes en 2006.

El artista segoviano Luis Moro presentó ayer en la sede de la Asociación Española de Pintores y Escultores (AEPE) uno de sus proyectos más singulares y ambiciosos en colaboración con el escritor y Premio Cervantes Antonio Gamoneda. Bajo el título “Un animal oculto”, Moro y Gamoneda presentaron una careta de tres litografías y tres poemas originales coeditadas por el galerista y editor Rodrigo Juarranz, que fueron presentadas en la tarde de ayer por los presidentes de AEPE, José Gabriel Astudillo y de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), Tomás Paredes Romero.
Para la presentación mundial de este trabajo, los autores han elegido Madrid, y a una entidad que se fundó hace ahora 105 años de la mano de grandes artistas como Chicharro, Sorolla, Blay o Cecilio Plá, para seguir una tradición de la que la Asociación Española de Pintores y Escultores es ya veterana, ya que entre sus actos societarios siempre se ha realizado este tipo de trabajos introductorios de los mejores artistas del momento.

La colaboración entre Antonio Gamoneda y Luis Moro es la primera para el pintor segoviano, si bien el poeta ya lo ha hecho antes con artistas como Álvaro Delgado, Antoni Tàpies, Amaya Bozal y Juan Carlos Mestre entre otros.
La obra de Luis Moro, fuertemente arraigada en la cultura hispana, tiene una amplia proyección internacional. A sus treinta y cuatro años cuenta con más de treinta exposiciones individuales, de las cuales aproximadamente la mitad se han realizado fuera de España. A lo largo de su ya dilatada carrera ha recibido numerosos premios, entre los que cabe citar los Premios Nacionales de Pintura y Grabado, Certamen Juvenil de Artes Plásticas entre 1985 y 1989, Premio Internacional de Pintura Benidorm 1987, Premio Liceo Español de Paris 1991, Beca Casa de Velázquez 2002 (Madrid-Francia), Beca Conaculta, Artresd, México 2012, SMART Grant, CAM, San Antonio, USA, 2013…

Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) es Doctor Honoris causa por la Universidad de León, ganador del Premio Nacional de Literatura en 1988, Premio Cervantes en 2006, Premio Quijote en 2009, Medalla de Oro de la ciudad de Pau, Medalla de Plata del Principado de Asturias, Premio “Leteo”, Medalla de Oro de León y Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes. Desde que publicara su primer libro en 1960, ha publicado ya 17 libros de poemas, 28 de ensayo, 4 de relatos y siendo innumerables las traducciones y la cantidad de trabajos de otro tipo que se le conocen.
Gamoneda ha definido la poesía en uno de sus ensayos: “Es arte de la memoria en la perspectiva de la muerte”. Su recepción crítica siempre ha sido favorable desde que el poeta comenzó a publicar: “Tres son los puntales, repetidos por el poeta insistentemente en [sus] escritos, sobre los que se alza la estatura de su pensamiento poético: – La naturaleza autorreferente de la palabra poética -intrarreferente, dice él también-, cuya significación y cuya realidad no atraviesan hacia una referencia exterior. El desencadenante de naturaleza musical del lenguaje poético (‘El pensamiento poético es un pensamiento que canta’). El hecho de que sólo sea posible que el lenguaje poético entre en la inteligibilidad bajo la condición de imágenes sensibles.

Fuente: El Adelantado de Segovia

Exposición en el Museo de Historia de Tlalpan (México DF)

Publicado por el Ene 26, 2015 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Exposición en el Museo de Historia de Tlalpan (México DF)
El conocimiento de la naturaleza sobresale en el trabajo del artista plástico Luis Moro (Segovia, 1969), quien exhibe su evolución en la representación del mundo animal y su delicado equilibrio en el planeta, en la serie La cuenta atrás: con pinturas realizadas entre 1991 y 2014.

La exposición se presentará el sábado 31 de enero a las 18.30 hrs. en el Museo de Historia de Tlalpan, Plaza de la Constitución 10, Centro Histórico de Tlalpan, México DF. Estará abierta al público hasta el 28 de febrero, de martes a domingo, de 10 a 18 hrs.

México ha ocupado un papel importante para Luis Moro en su universo creativo, pues la fauna del país inspiró varias de sus series: Papaloapan dedicada a la mariposa Monarca, como símbolo de transformación y Xoloitzcuintle, perro azteca de mucho arraigo y relevancia en la cultura mexicana, entre otras

Luis Moro ha realizado más de 40 exposiciones individuales en galerías y museos de Francia, Alemania, Canadá, Italia, Bélgica, España, Corea, Estados Unidos y México.

Invitacion 31 enero luismoro

Grayduck Gallery, Fragmentos del paraíso

Publicado por el Ene 19, 2015 en Blog, Sin categoría | 0 comentarios

Grayduck Gallery, Fragmentos del paraíso

“Fragmentos del paraíso” es una exposición de variadas técnicas pictóricas del artista español, Luis Moro. Nacido en la antigua ciudad de Segovia en España, Moro estudió en Madrid y ha expuesto en Europa, Norteamérica y Asia. Viaja constantemente desde 1991. Moro ha pasado los últimos 6 años entre México y USA donde ha expuesto su obra ampliamente.

Esta exposición se ha centrado en pequeñas formas de vida: insectos, artrópodos y minúsculos organismos que viven con ellos. Usando la pintura y nuevos medios ha construido un mundo complejo para reflexionar las relaciones entre los organismos individuales y su entorno, encontrando patrones inspirados en la naturaleza. A lo que se refiere como un juego entre lo “micro” y lo “macro”.

Enlace a la galería

El juego estético de la pintura

Publicado por el Dic 29, 2014 en Blog | 0 comentarios

Por Miguel Ángel Muñoz

“Había jugado con la posibilidad de encontrar en la realidad lo que estaba sencillamente en el fondo de mi mismo”
Marcel Proust, El tiempo recobrado

Pocos elementos pueden presentar tanta claridad y variedad de estímulos a la imaginación visual y poética como una semi-figuración sutil, delicada, llena de poesía. Su metamorfosis de color, de la línea y la estabilidad de su forma, que es fuente de renovación, constituyen un desafío máximo en cualquier artista. Ese ejercicio memorioso es al que John Berger juega: “Cierras los ojos distraídamente de vez en cuando. La imagen del entramado de hojas se mantiene un momento impresa en tu retina antes de desaparecer, pero ahora es de un rojo intenso, del color de un rododendro muy oscuro…”.

Uno de los principales mandatos pictóricos del siglo XX (Paul Klee), decía: “no reproduzcas la naturaleza, has como ella, descúbrelo todo poco a poco”. Pero, ¿qué es un paisaje, qué una figuración? Nada y todo. Se deja hacer. Si se mueve es por buscar el equilibrio que otras fuerzas le rompen; va y viene, se agita, incluso puede mostrar su rabia, y en este movimiento lo transforma todo, lo acoge todo.

Todas estas ideas surgen con fuerza al ver en retrospectiva la obra pictórica de Luis Moro. Las claves de su trabajo son plásticas; pero una idea se hace cada vez más clara: la progresiva sencillez formal, la creciente economía de los elementos de su pintura, van unidad de forma inextricable a una mayor riqueza plástica, a una capacidad de sugestión visual que crece de modo continuo, como una fuerza quieta que se desliza en multitud de gestos, de vaivenes. Ha evolucionado a partir de aquellos principios radicales, pero es un caso clave en la pintura de su generación de integración coherente de elementos. Es complicado descubrir en él, un desliz extra-pictórico. En sentido de mezclar figuración y paisaje. De fuertes resonancias románticas, que puebla su pintura de los noventa, emerge, desde una memoria visual acumulada, cuya densidad y simpleza no impide ir reconociendo lentamente con precisión exacta cada uno de los estratos sobre los que se apoya.

Siguiendo los trazos y caminos últimos de Martk Rothko, Antoni Tàpies, Albert Ràfols-Casamada, Terry Winter, Philip Guston, Miquel Barceló pero también las densas y poéticas atmósferas de Turner, sin olvidar los maravillosos paisajistas británicos del siglo XVIII y comienzos del XIX, el pintor español Luis Moro continúa puliendo su fascinante mundo estético “sub-acuático”: peces, calamares, caballos de mar; y esa serie de insectos, que título acertadamente “paraísos elementales”: abejas, moscas, mariposas, cuya poética es un reflejo de ricas tensiones internas, donde caben los refinamientos sensuales y las alucinaciones místicas. No tarda en aparecer un ánimo organizativo y, tal vez lo más importante, una sobriedad a la que se mostrará fiel, incluso en los momentos de factura más sensual. Moro ha insistido en esa absorbente y huidiza plasmación de la luz, donde discurren todos los colores, pero al límite de su visibilidad, porque el horizonte así se achata entre nieblas y se convierte en un telón jaspeado de inciertos brillos fugitivos, cuyos trazos guían la mano del artista, para crear y recrear esas atmósferas huidizas que le dan un toque muy personal a su pintura.

Como dice el poeta portugués Eugenio de Andrade en su poema Sobre la tierra, “vivo y crezco en la tierra”, igual Moro ha encontrado en la tierra, la naturaleza y el mar esa tradición, realismo y libertad creativa, para configurar una obra exquisita. Tradición quiere decir orden formal y cromático, organización equilibrada del espacio visual. Realismo viene a serlo todo menos una consigna: es una segura invocación emotiva a la naturaleza y un desafío quizás intempestivo a las potencialidades de su transfiguración formal. Libertad creativa significa sencillamente conciencia del límite, aceptación serena de unas presiones del oficio que han orientado a lo largo de la historia la sensibilidad estética: un mundo de pintura. “Observar no como -decía el pintor catalán Râfols-Casamada- como una actividad intelectual, sino como una función sensitiva. Nuestra sensibilidad visual abierta hacia el mundo.

Captar el conjunto de nuestro campo de visión, captar los detalles que lo integran. No menospreciar nada, situar cada cosa en relación con las otras. Sin pensar, sólo mirando”. Todo un reto, y Moro lo ha ido entendiendo poco a poco, en sus series Papaloapan y Metamorfosis. Para nuestro artista, con todo, la pintura no es sólo comunicación. Es también, acción, intervención selectiva en un caos expresivo a través de las formas, una calidad nueva que se alcanza en el momento mismo de la realización de la obra. “la pintura es acción -ha confesado el artista-. Entiendo el arte como un ejercicio creativo”.

Moro inventa en sus pinturas formas nuevas, de cuya asociación se define la forma que constituye su signo gráfico definitivo. “A los ojos del artista, el espacio es de hecho- dice Gao Xingjian- una noción subjetiva, sin ningún nexo obligado con la geometría o la topología. Se desprende de la intuición y de la percepción del artista mismo”. Creo que Moro no sólo se desprende en momentos de la intuición, sino que la hace cómplice de

 

 

su discurso pictórico, pues es a través de ella que llega directo a sus temas, a sus obsesiones: vagos resplandores de luces inciertas, diversos accidentes orográficos, la agitación de la figuración, me llevan a pensar en lo sublime que puede ser su pintura, su dibujo y su gráfica. La forma, en definitiva, como logro del trabajo arduo y consciente sobre una gama reducida de elementos cardinales que califican la obra acabada: color, textura y trazo. El color impone un ritmo plástico que, en contrapunto, lo domina todo. La textura hace expresiva, objetiva incluso, la superficie pictórica a la mirada o al tacto. El trazo impone la huella del artista en el concepto teórico, señala con intensidad no querida en el estado anímico del hombre que actúa: marca la obra. El blanco, negro, azul, ocre de estos seres imaginarios, con sus, cegadores contrastes, pero otras, con su oceánico rebullir de grises, nos va descubriendo también los sordos destellos y los mil matices que han convertido su visión estética en el pozo sin fondo del color. Un frío viaje de esa belleza sutil que nos acecha cotidianamente. Colores convertidos en materia de pintura. Poesía pura.

Pero volver una y otra vez sobre el mismo sortilegio pictórico -de animales, peces, creaturas imaginarias- nunca es en vano, y, en este sentido la apretada fijación con que la artista ha mirado ese parpadeante espacio, animado por turbios resplandores, y, la intensidad de su pugna plástica por lograr conjugar las extrañas “musculaciones cromáticas” -como decía Antoni Tápies- que, pululan por la plana superficie cuando se extinguen las luces, tonos, trazos, que llenan de atmósferas luminosas cada una de sus telas.

La paleta de Luis Moro nos propone un arte que controla enérgicamente el azar. Y crear una obra nueva que constituye un riesgo: un problema a partir de las leyes de unos signos en los que convergen la tensión gestual, la urgencia técnica y la dureza de la materia pictórica. Todo ello determina el drama de la obra. La operación creativa se sitúa así en la encrucijada entre lo espontáneo y el control racional y se resuelve en un súbito y, en el caso reciente de Moro, brillantísimo despliegue de sensaciones visuales inmediatas.

Ese silencio que crece constante, inmóvil como los peces, pulpos, abejas y mariposas que desde décadas van apareciendo de forma constante en cada uno de las telas y papeles de Moro. Juego especulativo de su pintura: espejo de mil reflejos de una realidad que no se agota. El enriquecimiento y la complejidad simbólica en la obra reciente de Moro me parece sorprendente. Los grises, los sienas, la gradación más oscura de tonalidades nos inducen a pensar en una reflexión severa, por parte del artista, sobre las raíces más hondas de su arte y la problemática conceptual de la semi-abstracción en el arte contemporáneo. Ocres y azules sobre construcciones limitadas en negro, de remotas reminiscencias geométricas, alejan esta nueva obra de períodos aparentemente más serenos.

Las capas de color batallan, pero no existe búsqueda de efectos complicados, duro; de hecho el modo de pintar tiende a unirlos, ya que se realizan invadiendo una parte central de la tela. El espacio y la luz, o la saturación cromática que gradúa los efectos lumínicos en este nuevo espacio -la obra- se convierten en los protagonistas que ordena, en la superficie nada neutra de la tela y el papel, las tensiones plásticas y visuales que las forman constructivas por sí mismas son capaces de generar. Sobre estos supuestos se estable el diálogo visual con el espectador.

En opinión de Walter Benjamin, la obra de arte se nos presenta ahora más bien “como un mundo fantástico en miniatura”, que se sostiene a sí mismo, dotado de una naturaleza propia. Y, porque no, Moro crea un mundo “fantástico” con su obra; un bestiario imaginario inédito. Crea unas tracerías figurativas que le permiten un simple elaborado compositivo en la ordenación compositiva, con motivos de un realismo algo “insípido y evanescente” que encubre pronto en un discurso estético sorprendente.

Y de nuevo una deslumbrante constelación de formas. Equilibrio y dinamismo interno. Control y depuración expresiva de la materia- color sometida por unas variaciones signicas lineales que quiebran la geometrización del espacio. Espacios pictóricos y poéticos que se definen cromáticamente en sobre posiciones y contrastes de fuerte radicalidad y sombreado parco, elusivo. Imágenes, así, cargadas de simbolismo. El uso de una técnica que mezcla el grafito y el óleo proporciona a las imágenes de Luis Moro una textura entre lo mineral y lo orgánico, figuras que brillan como el resplandor, pero también con la sensual suntuosidad de unas flores de ceniza.

Este es el caso de la obra reciente de Luis Moro, cuya evolución y discurso plástico está lejos de agotarse. “Lo que cantaban -dice Mark Strand- sin embargo, sigue siendo un misterio para mí”. Y eso sigue para mí siendo la pintura de Luis Moro: un enigma misterioso y asombroso.

*El presente texto pertenece al libro Luis Moro. La cuenta atrás (Figuera-Hernández, Editores, 2014), que se presenta hoy por la noche en el Centro Cultural de España, de la ciudad de México.

Fuente: La Jornada

Luis Moro expone “Guirá Ogá”

Publicado por el Jul 16, 2014 en Blog | 0 comentarios

Luis Moro expone “Guirá Ogá”

El artista segoviano llega al mercado americano a través de ROR Contemporary, expone en la Feria de Arte de Santa Fe (EEUU)

La Feria Internacional de Arte de Santa Fe (Texas-EEUU) expone la obra del artista segoviano Luis Moro, que ha llevado hasta la sala expositiva norteamericana su serie “Guirá Ogá” (El hogar de Los Pájaros), de la mano de la galería ROR Contemporary. La obra es una serie realizada entre México y Texas sobre el mundo de las aves y su importante papel en la polinización y equilibrio natural, realizadas en técnica mixta sobre tela entre el 2013/14.

[…] Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega  para explorar la biodiversidad … nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes. Pero su preocupación, no obstante de estar vinculada a una afición que podría considerarse científica, no se centra en la reproducción fiel de esta realidad, sino que la despoja de su entorno y la traduce, conservando la sensación de estar viva en un impacto de síntesis y fuerza gráfica. […]

Rafael Pérez y Pérez
Subdirector del Museo SHCP México

Blog

Print Friendly

 

Introduce tu email para suscribirte al boletín de noticias: 

 

 

Infopunto;  3-06-2013

El Proyecto ‘Microcosmos interactivo’ de Luis Moro, se presenta en el Museo Esteban Vicente

En 2012 el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes del Gobierno de México (CONACULTA) concedió al arista Luis Moro a la empresa segoviana Axertia Internacional, una beca de un año para trabajar en un proyecto que combinase arte y tecnología, fusionándose las partes en la empresa mexicano-segoviana Artresd, para alumbrar sistemas de simulación y entornos visuales a la creación artística.

La incorporación de esta tecnología a la obra de Luis Moro permite la recreación tridimensional de sus cuadros y dota de vida a los insectos, peces y otros animales característicos de su obra, permitiendo al espectador poder interactuar con la obra mediante movimientos de su cuerpo, posición y gestos, y que la obra misma reaccione a ellos. Se trata de un sistema de inteligencia artificial que analiza la obra estableciendo la relación entre los elementos pictóricos con el movimiento y la actitud del espectador. Un avance de este proyecto se ha presentado en la Galería Gravelmouth de Texas (Estados Unidos) y ahora  se  hace en su totalidad -‘Microcosmos interactivo. Proyecto Multimedia Art3d’- en el Museo Esteban Vicente de Segovia, para itinerar posteriormente por otros espacios de América y Europa.

Paralelamente a esta instalación en el museo, puede visitarse en La Reja Art Gallery, de Segovia, los bocetos, dibujos y pinturas preparatorios que han servido de base al artista y a Axertia para la recreación virtual de este particular bestiario. Ambas exposiciones, la de La Reja, y la presentada en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, de Segovia, se clausurarán el 30 de junio de 2013.

Redbud Gallery. Houston (2016)

Publicado por el Ene 26, 2017 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Animal Cartography: Redbud Gallery. Houston. Oct-Nov 2016

“… An intrinsic task exists to creative work, that of discovering a world through observation, this takes us to the question of finding a parallel with the gatherer

of images, he that finds in the world palpable species that use and transform as a way of artifice. A custom that is perhaps linked with this intimate form of understanding through a symbolic collectivity that escapes the curiosity box to make itself portable through the scrapbook of exploration and notes where the most significant finds in the cosmos are reproduced.

Luis Moro, in a task inherited from other travelers from the Old World, arrives in Mexico to explore the biodiversity, paraphrasing from other scrapbooks created in Oaxaca, but at the same time disticntly different from them. Moro looks for pure representation, away from myth and that regions’ traditions, creating his own fables starting from the overlapping of images in a kind of collage.

This way of transcribing nature, given its inverse proportions, from small to large and vice versa, allows us to peek into a fantastical world that coexists on the epidermis of the earth through the looseleaf pages of a bestiary that does not illustrate descriptions but creates them through its own surprising visual narrations…”

 

Rafael Pérez y Pérez

Subdirector of the Museum SHCP, Mexico City

CARTOGRAFÍA ANIMAL

“… Existe una labor intrínseca a la labor creativa, la de descubrir el mundo a través de la observación; esto nos lleva a la cuestión de encontrar un paralelismo con el recolector de imágenes, aquel que encuentra en el mundo palpable especies que utiliza y transforma como una manera de artificialia; costumbre quetal vez se vincula a esta forma íntima de entender un coleccionismo simbólico, el cual escapa del gabinete de maravillas para hacerse portable a través del álbum de exploración y notas, donde reproduce sus hallazgos más significativos en el cosmos.

Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega a México para explorar la biodiversidad, en una paráfrasis de otros álbumes realizados en la región de Oaxaca; pero a diferencia de ellos, Moro busca la representación pura, fuera del mito y la tradición de esta región, creando sus propias fabulaciones a partir de la sobreposición de imágenes en una especie de collage.

Esta forma de transcripción de la naturaleza, dada su proporciones inversas (de pequeño a grande y viceversa), nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes…”

 Rafael Pérez y Pérez

Subdirector Museo SHCP,

Ciudad de México

Animals are just a pretext for telling other stories, even if the universe already speaks through every living being.
“My work is based around the animal world and its relationship with man and his borders, marked by the countries geographical limitations, highways, cities, and industrial centers that are true walls for animal migrations. In particular, for the monarch butterfly on its long trip across North America and the development of different forms of life and the natural balance.

There are maps of bison, real victims of human progress. The polar bear at a North Pole that is thawing as a metaphor of climate change and the consequences of a space marked by humans and the over exploitation of the planet. On the other hand, there are also pianola scores with musical slits in the paper pointing to the songs of birds, symbol of the relationship of nature with the artifices that coexist within it.”

Luis Moro

Opening Oct. 2016

 

 

Animal cartography

Publicado por el Oct 2, 2016 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Animal cartography

Please be our guest for the opening reception of Mexico based Spanish artist Luis Moro.

Artist Statement

“My work is based around the animal world and its relationship with man and his borders, marked by the countries’ geographical limitations, highways, cities, and industrial centers that are true walls for animal migrations. In particular, for the monarch butterfly on its long trip across North America and the development of different forms of life and the natural balance. There are maps of bison, real victims of human progress. The polar bear at a North Pole that is thawing as a metaphor of climate change and the consequences of a space marked by humans and the over exploitation of the planet. On the other hand, there are also pianola scores with musical slits in the paper pointing to the songs of birds, symbol of the relationship of nature with the artifices that coexist within it.”

The exhibit will be on display from October 1 through October 30, 2016.

unnamed-1

“On The River” Mixed Media on Carton 7″ x 7″

OPENING RECEPTION:
SATURDAY, OCTOBER 1
6PM – 9PM
 
VIsit us at the Houston Art Fair at Silver Street Event Space:
Sept. 29 – Oct. 2, 2016, Opening Night: Thursday, Sept. 29.
For more details, please visit the the Houston Art Fair website:
www.houstonartfair.com
Gus Kopriva at Redbud Gallery

303 E 11th Street

Houston, Texas 77008
713-854-4246
gakopriva@aol.com
Gallery Hours: 12-5 Wednesday thru Sunday
or by Appointment

Presentación Carpeta litográfica Luis Moro-Gamoneda

Publicado por el Jun 23, 2016 en Blog | 0 comentarios

Presentación Carpeta litográfica Luis Moro-Gamoneda

El pintor segoviano Luis Moro presenta en su ciudad una de sus obras más recientes y ambiciosas, la carpeta de litografías Un animal oculto, sobre poemas del escritor Antonio Gamoneda, Premio Cervantes. El acto contará con la presencia de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, Marifé Santiago Bolaños, e incluye la proyección de un vídeo con la presentación poética del proyecto por parte de Gamoneda.

Esta presentación supone la vuelta de Luis Moro a Segovia, su ciudad natal, desde México. No en vano, la carpeta, compuesta por tres poemas originales del poeta leonés y tres litografías originales de Moro, seriada y firmada por ambos creadores, ha sido editada en México por Rodrigo Juarranz y Gabriel Carbonell, dos de los más prestigiosos litógrafos del país, en los talleres Blackstone Press. La carpeta se ha presentado ya en México DF, en el MUSAC de León y en Madrid, en la sede de la AEPE (Asociación de Escritores, Pintores y Escultores).

Un animal oculto es la primera colaboración entre Luis Moro y Gamoneda, aunque ambos han desarrollado a lo largo de su carrera frecuentes proyectos con escritores y creadores plásticos, como lo demuestran las colaboraciones del Cervantes con pintores como Tapiès, Álvaro Delgado o Juan Carlos Mestre, y las obras de Moro junto a Manuel Alegre, Crucero Seixas o Ramón Mayrata, o sobre piezas literarias como el Dioscórides de Andrés Laguna. Este proyecto que hermana arte y literatura se completará en un futuro con la realización de una obra conjunta de LuisMoro con la escritora mexicana Elena Poniatowska, que ha recibido también el máximo galardón de las letras hispánicas.

La obra de Luis Moro (Segovia, 1969), fuertemente arraigada en la cultura hispana, tiene una amplia proyección internacional. A sus cuarenta y siete años cuenta con más de cincuenta exposiciones individuales en Museos y Galerías de Europa, Asia y América. En estos momentos protagoniza una exposición en la galería Ángel Cantero, de León, que estará abierta hasta el 28 de junio. Por su parte, Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) es uno de los escritores vivos más prestigiosos en lengua castellana. Premio Cervantes en 2006, Doctor Honoris Causa por la Universidad de León, Premio Nacional de Literatura en 1988, Premio Quijote en 2009, cuenta también con la Medalla de Oro de la ciudad de Pau, Medalla de Plata del Principado de Asturias, Premio Leteo, Medalla de Oro de León y Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes.

13517672_10153563593685636_1408193714492753043_o

Exposición Espacios intangibles

Publicado por el Mar 30, 2016 en Blog | 0 comentarios

Exposición Espacios intangibles

12799436_1129784900386813_8680073812915593919_n

“… Luis y su obra, aquí y ahora. Reuniendo el ayer y el ahora y el mañana. En una sucesión de pasos y vivencias, su huella perceptible, imperecedera ya…”

Tomás Paredes

Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte

Presentación del Libro: La cuenta atrás

Publicado por el Jun 26, 2015 en Blog, Catálogos | 0 comentarios

Presentación del Libro: La cuenta atrás

El libro ha sido editado en México por Figueroa & Hernández. A lo largo de 186 páginas se presenta una mirada retrospectiva de las pinturas realizadas por el artista desde 1991 a 2014. Su evolución en la representación del mundo animal y su delicado equilibrio en el planeta. Cuenta con textos descriptivos de la obra de Moro, a cargo de Ana Martínez de Aguilar, Directora del Museo Esteban Vicente de Segovia (España); Guillermo Hoyos, Director del Museo Alameda Smithsonian S. Antonio (EEUU); Rafael Pérez y Pérez, Subdirector del Museo de Hacienda (México); J. L. Augé, Director del Museo Goya (Francia) y los anteriores directores del IAGO (Oaxaca) Guillermo Fricke y Fernando Gálvez. Julian Schnabel (artista EEUU); Olivier Clynkemaille, Director del Museo Arte Mouscrom (Bélgica) y los críticos de arte Jesús Mazariegos (Norte de Castilla), M. R. Barnatán (El Mundo), Miguel Angel Muñoz (Revista Siempre, La Razón, México) e Ignacio Rojas (Arte al límite, Chile). Se ha presentado en el Centro Cultural de España en México, en el Museo MUPO de Oaxaca (México); FIL Guadalajara (México); Museo de Tlalpan (México, DF); Galería Gray Duck (Austin, EEUU) y la UNAM de San Antonio (EEUU).

Presentación del libro en el Museo Esteban Vicente de Segovia

Extractos del libro

”… Luis Moro sentencia con el título de su serie y que he tomado para este escrito: estamos en la cuenta regresiva, hemos situado de tal forma las cosas que vamos eliminando animales, especies arbóreas, ecosistemas enteros. Pareciera que los humanos somos un diluvio maldito, un castigo para el planeta y los zoológicos se vuelven verdaderas ‘Arcas de Noé’. Sin embargo la extensa serie desarrollada por el pintor tiene muchos tonos para abordar el tema, no se trata de un panfleto pictórico estridente en favor de la ecología, sino que combina estrategias en las que lo mismo cabe la poetización de la arquitectura de un insecto, como en la fina solución de geometrías rectas y transparencias en Alados, o bien la crítica que subyace en muchos de los cuadros de jinetes que cabalgan sobre caballos con los ojos tapados, ciegos en su carrera, como los humanos corremos en esa pista delirante y erosionada que es ‘la cuenta atrás’. Esta contabilidad que nos acerca al abismo, es el motivo de que varios de los cuadros, presenten cifras o letras entre la imagen, recordándonos que el tiempo fluye y nuestra carrera industrial totalmente desapegada del complejo tejido biológico del mundo, está terminando con nuestro propio hábitat a pesar de que creamos que sólo están desapareciendo las bestias… Fernando Gálvez

“… Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega a México para explorar la biodiversidad… … Esta forma de transcripción de la naturaleza, dada sus proporciones inversas (de pequeño a grande y viceversa), nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes…” Rafael Pérez y Pérez

“… El pintor español Luis Moro continúa puliendo su fascinante mundo estético ‘subacuático’: peces, calamares, caballos de mar; y esa serie de insectos, que tituló acertadamente ‘paraísos elementales’: abejas, moscas, mariposas, cuya poética es un reflejo de ricas tensiones internas, donde caben los refinamientos sensuales y las alucinaciones místicas…”, igual Moro ha encontrado en la tierra, la naturaleza y el mar esa tradición, realismo y libertad creativa, para configurar una obra exquisita. Y, por qué no, Moro crea un mundo ‘fantástico’ con su obra; un bestiario imaginario inédito…” Miguel Ángel  Muñoz

“Los primeros pintores de la Historia fueron pintores de animales y, al mismo tiempo, tenían algo de brujos o magos guardadores de secretos. Luis Moro es también un pintor animalier y sus ojos delatan que es conocedor de algunos saberes recónditos. Luis Moro pinta animales como una necesidad. Es uno de esos casos de pintores viscerales, genéticos, con pintura en las venas, de los que necesitan pintar como respirar. Empezó pintando mamíferos de fragmentada anatomía y musculatura casi desollada, peces entre la vida y la muerte, seres dolientes y callados, a veces implorantes, trasunto de todo el mundo animal, Humanidad incluida…” Jesús Mazariegos

Biografía de algunos de los autores

Fernando Gálvez de Aguinaga
Escritor y crítico de Arte, fue Director del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y del Museo de la Telaraña. Es promotor cultural y colaborador de La Jornada y Letras Libres. Ha escrito sobre Francisco Toledo, Alejandro Santiago, Rembrandt, Goya, Clemente y Gabriel Orozco, entre otros.

Rafael Pérez y Pérez
Subdirector del Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Curador y crítico de arte, ha escrito artículos y organizado numerosas exposiciones itinerantes alrededor de México, con artistas internacionales como : R. Von Gunten, Phil Kelly, J. Marín y Rodolfo Nieto, entre otros.

Miguel Ángel Muñoz
Doctor en Historia del Arte en la UNAM y articulista para los periódicos El Financiero, La Jornada Semanal, La Razón y Crónica. Ha escrito y comisariado exposiciones sobre Eduardo Chillida, Esteban Vicente, Tàpies, Canogar, Cuevas, Matta, Francesc Torres, Francesco Clemente y L. Burgueois, entre otros. Miembro asociado del Seminario de Cultura Mexicana.

Jesús Mazariegos
Doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, Catedrático de Instituto, Profesor de la UNED y de Kiis (Consorcio de Universidades Americanas). Es autor de una monografía sobre Rafael Baixeras. Es crítico de arte en la edición segoviana del periódico “El Norte de Castilla”. Como crítico de arte ha participado en las Primeras y Segundas Jornadas del MUSAC de León, así como en el ciclo de conferencias “Miradas críticas en torno a la colección del MUSAC”.

Tomás Paredes
Presidente de la Asociación Nacional de Críticos de Arte

Luis Moro une su arte a la palabra de Gamoneda

Publicado por el Jun 26, 2015 en Blog | 0 comentarios

Luis Moro une su arte a la palabra de Gamoneda

El artista segoviano presentó ayer una carpeta de tres litografías que ilustran tres poemas originales del poeta y escritor catalán Premio Cervantes en 2006.

El artista segoviano Luis Moro presentó ayer en la sede de la Asociación Española de Pintores y Escultores (AEPE) uno de sus proyectos más singulares y ambiciosos en colaboración con el escritor y Premio Cervantes Antonio Gamoneda. Bajo el título “Un animal oculto”, Moro y Gamoneda presentaron una careta de tres litografías y tres poemas originales coeditadas por el galerista y editor Rodrigo Juarranz, que fueron presentadas en la tarde de ayer por los presidentes de AEPE, José Gabriel Astudillo y de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), Tomás Paredes Romero.
Para la presentación mundial de este trabajo, los autores han elegido Madrid, y a una entidad que se fundó hace ahora 105 años de la mano de grandes artistas como Chicharro, Sorolla, Blay o Cecilio Plá, para seguir una tradición de la que la Asociación Española de Pintores y Escultores es ya veterana, ya que entre sus actos societarios siempre se ha realizado este tipo de trabajos introductorios de los mejores artistas del momento.

La colaboración entre Antonio Gamoneda y Luis Moro es la primera para el pintor segoviano, si bien el poeta ya lo ha hecho antes con artistas como Álvaro Delgado, Antoni Tàpies, Amaya Bozal y Juan Carlos Mestre entre otros.
La obra de Luis Moro, fuertemente arraigada en la cultura hispana, tiene una amplia proyección internacional. A sus treinta y cuatro años cuenta con más de treinta exposiciones individuales, de las cuales aproximadamente la mitad se han realizado fuera de España. A lo largo de su ya dilatada carrera ha recibido numerosos premios, entre los que cabe citar los Premios Nacionales de Pintura y Grabado, Certamen Juvenil de Artes Plásticas entre 1985 y 1989, Premio Internacional de Pintura Benidorm 1987, Premio Liceo Español de Paris 1991, Beca Casa de Velázquez 2002 (Madrid-Francia), Beca Conaculta, Artresd, México 2012, SMART Grant, CAM, San Antonio, USA, 2013…

Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) es Doctor Honoris causa por la Universidad de León, ganador del Premio Nacional de Literatura en 1988, Premio Cervantes en 2006, Premio Quijote en 2009, Medalla de Oro de la ciudad de Pau, Medalla de Plata del Principado de Asturias, Premio “Leteo”, Medalla de Oro de León y Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes. Desde que publicara su primer libro en 1960, ha publicado ya 17 libros de poemas, 28 de ensayo, 4 de relatos y siendo innumerables las traducciones y la cantidad de trabajos de otro tipo que se le conocen.
Gamoneda ha definido la poesía en uno de sus ensayos: “Es arte de la memoria en la perspectiva de la muerte”. Su recepción crítica siempre ha sido favorable desde que el poeta comenzó a publicar: “Tres son los puntales, repetidos por el poeta insistentemente en [sus] escritos, sobre los que se alza la estatura de su pensamiento poético: – La naturaleza autorreferente de la palabra poética -intrarreferente, dice él también-, cuya significación y cuya realidad no atraviesan hacia una referencia exterior. El desencadenante de naturaleza musical del lenguaje poético (‘El pensamiento poético es un pensamiento que canta’). El hecho de que sólo sea posible que el lenguaje poético entre en la inteligibilidad bajo la condición de imágenes sensibles.

Fuente: El Adelantado de Segovia

Exposición en el Museo de Historia de Tlalpan (México DF)

Publicado por el Ene 26, 2015 en Blog, Exposiciones | 0 comentarios

Exposición en el Museo de Historia de Tlalpan (México DF)
El conocimiento de la naturaleza sobresale en el trabajo del artista plástico Luis Moro (Segovia, 1969), quien exhibe su evolución en la representación del mundo animal y su delicado equilibrio en el planeta, en la serie La cuenta atrás: con pinturas realizadas entre 1991 y 2014.

La exposición se presentará el sábado 31 de enero a las 18.30 hrs. en el Museo de Historia de Tlalpan, Plaza de la Constitución 10, Centro Histórico de Tlalpan, México DF. Estará abierta al público hasta el 28 de febrero, de martes a domingo, de 10 a 18 hrs.

México ha ocupado un papel importante para Luis Moro en su universo creativo, pues la fauna del país inspiró varias de sus series: Papaloapan dedicada a la mariposa Monarca, como símbolo de transformación y Xoloitzcuintle, perro azteca de mucho arraigo y relevancia en la cultura mexicana, entre otras

Luis Moro ha realizado más de 40 exposiciones individuales en galerías y museos de Francia, Alemania, Canadá, Italia, Bélgica, España, Corea, Estados Unidos y México.

Invitacion 31 enero luismoro

Grayduck Gallery, Fragmentos del paraíso

Publicado por el Ene 19, 2015 en Blog, Sin categoría | 0 comentarios

Grayduck Gallery, Fragmentos del paraíso

“Fragmentos del paraíso” es una exposición de variadas técnicas pictóricas del artista español, Luis Moro. Nacido en la antigua ciudad de Segovia en España, Moro estudió en Madrid y ha expuesto en Europa, Norteamérica y Asia. Viaja constantemente desde 1991. Moro ha pasado los últimos 6 años entre México y USA donde ha expuesto su obra ampliamente.

Esta exposición se ha centrado en pequeñas formas de vida: insectos, artrópodos y minúsculos organismos que viven con ellos. Usando la pintura y nuevos medios ha construido un mundo complejo para reflexionar las relaciones entre los organismos individuales y su entorno, encontrando patrones inspirados en la naturaleza. A lo que se refiere como un juego entre lo “micro” y lo “macro”.

Enlace a la galería

El juego estético de la pintura

Publicado por el Dic 29, 2014 en Blog | 0 comentarios

Por Miguel Ángel Muñoz

“Había jugado con la posibilidad de encontrar en la realidad lo que estaba sencillamente en el fondo de mi mismo”
Marcel Proust, El tiempo recobrado

Pocos elementos pueden presentar tanta claridad y variedad de estímulos a la imaginación visual y poética como una semi-figuración sutil, delicada, llena de poesía. Su metamorfosis de color, de la línea y la estabilidad de su forma, que es fuente de renovación, constituyen un desafío máximo en cualquier artista. Ese ejercicio memorioso es al que John Berger juega: “Cierras los ojos distraídamente de vez en cuando. La imagen del entramado de hojas se mantiene un momento impresa en tu retina antes de desaparecer, pero ahora es de un rojo intenso, del color de un rododendro muy oscuro…”.

Uno de los principales mandatos pictóricos del siglo XX (Paul Klee), decía: “no reproduzcas la naturaleza, has como ella, descúbrelo todo poco a poco”. Pero, ¿qué es un paisaje, qué una figuración? Nada y todo. Se deja hacer. Si se mueve es por buscar el equilibrio que otras fuerzas le rompen; va y viene, se agita, incluso puede mostrar su rabia, y en este movimiento lo transforma todo, lo acoge todo.

Todas estas ideas surgen con fuerza al ver en retrospectiva la obra pictórica de Luis Moro. Las claves de su trabajo son plásticas; pero una idea se hace cada vez más clara: la progresiva sencillez formal, la creciente economía de los elementos de su pintura, van unidad de forma inextricable a una mayor riqueza plástica, a una capacidad de sugestión visual que crece de modo continuo, como una fuerza quieta que se desliza en multitud de gestos, de vaivenes. Ha evolucionado a partir de aquellos principios radicales, pero es un caso clave en la pintura de su generación de integración coherente de elementos. Es complicado descubrir en él, un desliz extra-pictórico. En sentido de mezclar figuración y paisaje. De fuertes resonancias románticas, que puebla su pintura de los noventa, emerge, desde una memoria visual acumulada, cuya densidad y simpleza no impide ir reconociendo lentamente con precisión exacta cada uno de los estratos sobre los que se apoya.

Siguiendo los trazos y caminos últimos de Martk Rothko, Antoni Tàpies, Albert Ràfols-Casamada, Terry Winter, Philip Guston, Miquel Barceló pero también las densas y poéticas atmósferas de Turner, sin olvidar los maravillosos paisajistas británicos del siglo XVIII y comienzos del XIX, el pintor español Luis Moro continúa puliendo su fascinante mundo estético “sub-acuático”: peces, calamares, caballos de mar; y esa serie de insectos, que título acertadamente “paraísos elementales”: abejas, moscas, mariposas, cuya poética es un reflejo de ricas tensiones internas, donde caben los refinamientos sensuales y las alucinaciones místicas. No tarda en aparecer un ánimo organizativo y, tal vez lo más importante, una sobriedad a la que se mostrará fiel, incluso en los momentos de factura más sensual. Moro ha insistido en esa absorbente y huidiza plasmación de la luz, donde discurren todos los colores, pero al límite de su visibilidad, porque el horizonte así se achata entre nieblas y se convierte en un telón jaspeado de inciertos brillos fugitivos, cuyos trazos guían la mano del artista, para crear y recrear esas atmósferas huidizas que le dan un toque muy personal a su pintura.

Como dice el poeta portugués Eugenio de Andrade en su poema Sobre la tierra, “vivo y crezco en la tierra”, igual Moro ha encontrado en la tierra, la naturaleza y el mar esa tradición, realismo y libertad creativa, para configurar una obra exquisita. Tradición quiere decir orden formal y cromático, organización equilibrada del espacio visual. Realismo viene a serlo todo menos una consigna: es una segura invocación emotiva a la naturaleza y un desafío quizás intempestivo a las potencialidades de su transfiguración formal. Libertad creativa significa sencillamente conciencia del límite, aceptación serena de unas presiones del oficio que han orientado a lo largo de la historia la sensibilidad estética: un mundo de pintura. “Observar no como -decía el pintor catalán Râfols-Casamada- como una actividad intelectual, sino como una función sensitiva. Nuestra sensibilidad visual abierta hacia el mundo.

Captar el conjunto de nuestro campo de visión, captar los detalles que lo integran. No menospreciar nada, situar cada cosa en relación con las otras. Sin pensar, sólo mirando”. Todo un reto, y Moro lo ha ido entendiendo poco a poco, en sus series Papaloapan y Metamorfosis. Para nuestro artista, con todo, la pintura no es sólo comunicación. Es también, acción, intervención selectiva en un caos expresivo a través de las formas, una calidad nueva que se alcanza en el momento mismo de la realización de la obra. “la pintura es acción -ha confesado el artista-. Entiendo el arte como un ejercicio creativo”.

Moro inventa en sus pinturas formas nuevas, de cuya asociación se define la forma que constituye su signo gráfico definitivo. “A los ojos del artista, el espacio es de hecho- dice Gao Xingjian- una noción subjetiva, sin ningún nexo obligado con la geometría o la topología. Se desprende de la intuición y de la percepción del artista mismo”. Creo que Moro no sólo se desprende en momentos de la intuición, sino que la hace cómplice de

 

 

su discurso pictórico, pues es a través de ella que llega directo a sus temas, a sus obsesiones: vagos resplandores de luces inciertas, diversos accidentes orográficos, la agitación de la figuración, me llevan a pensar en lo sublime que puede ser su pintura, su dibujo y su gráfica. La forma, en definitiva, como logro del trabajo arduo y consciente sobre una gama reducida de elementos cardinales que califican la obra acabada: color, textura y trazo. El color impone un ritmo plástico que, en contrapunto, lo domina todo. La textura hace expresiva, objetiva incluso, la superficie pictórica a la mirada o al tacto. El trazo impone la huella del artista en el concepto teórico, señala con intensidad no querida en el estado anímico del hombre que actúa: marca la obra. El blanco, negro, azul, ocre de estos seres imaginarios, con sus, cegadores contrastes, pero otras, con su oceánico rebullir de grises, nos va descubriendo también los sordos destellos y los mil matices que han convertido su visión estética en el pozo sin fondo del color. Un frío viaje de esa belleza sutil que nos acecha cotidianamente. Colores convertidos en materia de pintura. Poesía pura.

Pero volver una y otra vez sobre el mismo sortilegio pictórico -de animales, peces, creaturas imaginarias- nunca es en vano, y, en este sentido la apretada fijación con que la artista ha mirado ese parpadeante espacio, animado por turbios resplandores, y, la intensidad de su pugna plástica por lograr conjugar las extrañas “musculaciones cromáticas” -como decía Antoni Tápies- que, pululan por la plana superficie cuando se extinguen las luces, tonos, trazos, que llenan de atmósferas luminosas cada una de sus telas.

La paleta de Luis Moro nos propone un arte que controla enérgicamente el azar. Y crear una obra nueva que constituye un riesgo: un problema a partir de las leyes de unos signos en los que convergen la tensión gestual, la urgencia técnica y la dureza de la materia pictórica. Todo ello determina el drama de la obra. La operación creativa se sitúa así en la encrucijada entre lo espontáneo y el control racional y se resuelve en un súbito y, en el caso reciente de Moro, brillantísimo despliegue de sensaciones visuales inmediatas.

Ese silencio que crece constante, inmóvil como los peces, pulpos, abejas y mariposas que desde décadas van apareciendo de forma constante en cada uno de las telas y papeles de Moro. Juego especulativo de su pintura: espejo de mil reflejos de una realidad que no se agota. El enriquecimiento y la complejidad simbólica en la obra reciente de Moro me parece sorprendente. Los grises, los sienas, la gradación más oscura de tonalidades nos inducen a pensar en una reflexión severa, por parte del artista, sobre las raíces más hondas de su arte y la problemática conceptual de la semi-abstracción en el arte contemporáneo. Ocres y azules sobre construcciones limitadas en negro, de remotas reminiscencias geométricas, alejan esta nueva obra de períodos aparentemente más serenos.

Las capas de color batallan, pero no existe búsqueda de efectos complicados, duro; de hecho el modo de pintar tiende a unirlos, ya que se realizan invadiendo una parte central de la tela. El espacio y la luz, o la saturación cromática que gradúa los efectos lumínicos en este nuevo espacio -la obra- se convierten en los protagonistas que ordena, en la superficie nada neutra de la tela y el papel, las tensiones plásticas y visuales que las forman constructivas por sí mismas son capaces de generar. Sobre estos supuestos se estable el diálogo visual con el espectador.

En opinión de Walter Benjamin, la obra de arte se nos presenta ahora más bien “como un mundo fantástico en miniatura”, que se sostiene a sí mismo, dotado de una naturaleza propia. Y, porque no, Moro crea un mundo “fantástico” con su obra; un bestiario imaginario inédito. Crea unas tracerías figurativas que le permiten un simple elaborado compositivo en la ordenación compositiva, con motivos de un realismo algo “insípido y evanescente” que encubre pronto en un discurso estético sorprendente.

Y de nuevo una deslumbrante constelación de formas. Equilibrio y dinamismo interno. Control y depuración expresiva de la materia- color sometida por unas variaciones signicas lineales que quiebran la geometrización del espacio. Espacios pictóricos y poéticos que se definen cromáticamente en sobre posiciones y contrastes de fuerte radicalidad y sombreado parco, elusivo. Imágenes, así, cargadas de simbolismo. El uso de una técnica que mezcla el grafito y el óleo proporciona a las imágenes de Luis Moro una textura entre lo mineral y lo orgánico, figuras que brillan como el resplandor, pero también con la sensual suntuosidad de unas flores de ceniza.

Este es el caso de la obra reciente de Luis Moro, cuya evolución y discurso plástico está lejos de agotarse. “Lo que cantaban -dice Mark Strand- sin embargo, sigue siendo un misterio para mí”. Y eso sigue para mí siendo la pintura de Luis Moro: un enigma misterioso y asombroso.

*El presente texto pertenece al libro Luis Moro. La cuenta atrás (Figuera-Hernández, Editores, 2014), que se presenta hoy por la noche en el Centro Cultural de España, de la ciudad de México.

Fuente: La Jornada

Luis Moro expone “Guirá Ogá”

Publicado por el Jul 16, 2014 en Blog | 0 comentarios

Luis Moro expone “Guirá Ogá”

El artista segoviano llega al mercado americano a través de ROR Contemporary, expone en la Feria de Arte de Santa Fe (EEUU)

La Feria Internacional de Arte de Santa Fe (Texas-EEUU) expone la obra del artista segoviano Luis Moro, que ha llevado hasta la sala expositiva norteamericana su serie “Guirá Ogá” (El hogar de Los Pájaros), de la mano de la galería ROR Contemporary. La obra es una serie realizada entre México y Texas sobre el mundo de las aves y su importante papel en la polinización y equilibrio natural, realizadas en técnica mixta sobre tela entre el 2013/14.

[…] Luis Moro en una labor heredada de otros viajeros provenientes del viejo continente, llega  para explorar la biodiversidad … nos permite asomarnos a un mundo fantástico que coexiste sobre la epidermis de la tierra, a través de hojas sueltas de un animalario que no ilustra descripción alguna, sino genera a través de su propio discurso narraciones visuales sorprendentes. Pero su preocupación, no obstante de estar vinculada a una afición que podría considerarse científica, no se centra en la reproducción fiel de esta realidad, sino que la despoja de su entorno y la traduce, conservando la sensación de estar viva en un impacto de síntesis y fuerza gráfica. […]

Rafael Pérez y Pérez
Subdirector del Museo SHCP México

FacebookTwitterTwitterTwitterLinkedinTwitterRSS